identidad-digital

El avance de la tecnología es imparable y no podemos negar que gracias a ella cada vez vivimos mejor. Hacemos uso de aparatos tecnológicos constantemente con tal de hacer nuestro día a día más fácil y agradable. Sí que es cierto que en ocasiones, debido a un mal uso de estos avances, puede parecer que la sociedad esté involucionando en lugar de evolucionar, pero esto siempre dependerá del buen o mal uso que se le dé a todas las comodidades tecnológicas de las que hoy en día disfrutamos, como vpornogratis.xxx. Por eso, muchas veces es interesante adelantarse a los hechos y echar una mirada hacia adelante para “ver” por donde pueden ir los tiros en cuanto a avances tecnológicos se refiere. De este modo, podemos hacernos una idea de hasta dónde podemos ser capaces de llegar innovando y aplicando estas innovaciones tecnológicas en el uso cotidiano.

¿Nos podrán leer la mente?

Según un reciente estudio realizado por la empresa IBM, se ha indicado que en un futuro no muy lejano, probablemente a lo largo del próximo año 2017, las máquinas serán capaces de leer e interpretar la mente humana. Esta afirmación, que puede parecer a primera vista el guión de una película de ciencia ficción, no resulta tan lejana si tenemos en cuenta el frenético ritmo al que avanza la tecnología en los últimos años. Se espera que el usuario y el dispositivo sean capaces de sincronizarse, así como que el segundo pueda acatar órdenes lanzadas directamente por el primero sin necesidad de realizar ningún movimiento, simplemente con lanzar la orden mentalmente.

Otro ejemplo de avance tecnológico que puede parecer más realizable a corto plazo es el reconocimiento ocular del cliente en bancos y cajeros. El engorro de tener que introducir una contraseña a la hora de realizar cualquier acción o transferencia se vería olvidada por completo en el momento en el que se implante esta tecnología en todas las entidades bancarias. De este modo, el tiempo de gestión se acortaría notablemente, además de asegurar un sistema totalmente seguro y casi imposible de poder falsificar o suplantar la identidad de otra persona. Quizá esto parecía algo muy lejano hace algunos años, pero cada vez se utiliza más la tecnología de reconocimiento de iris para multitud de barreras de seguridad.

Una gran revolución que está a la vuelta de la esquina será la inclusión total en nuestra sociedad de las fuentes de energía renovables. Hoy en día se hacen experimentos con tal de obtener energía a partir del simple movimiento humano, haciendo así posible prescindir de otras fuentes de energía no renovables y mucho más contaminantes. Este paso sería sin duda una auténtica revolución dentro de la historia de la humanidad, pudiendo así hacer de nuestro planeta un entorno mucho más limpio y saludable.

Estos serían sólo algunos ejemplos que ponen de manifiesto la importancia de los avances tecnológicos siempre en pos del bienestar social y la salud medioambiental del planeta. Un futuro que se nos antoja cada vez más próximo en el tiempo y que no es necesario mirar con recelo sino con ilusión y esperanza.